2

Los ocho pilares de la alegría

LOS 8 PILARES DE LA ALEGRÍA
  • ¿Cómo encontrar la alegría cuando sufrimos?
  • ¿Cómo debemos reaccionar ante esas voces autocríticas que todos oímos?
  • ¿Cuál es la mejor manera de mantener una actitud positiva cuando las cosas no van como uno quiere?

La vida está repleta de frustraciones y desgracias, es inevitable lo queramos o no.  Pero la cuestión  no es ¿qué hacemos para evitarlas? sino ¿cómo podemos usarlas de manera constructiva?

La clave está en como respondemos ante ellas. Porque la verdad es que pueden despojarnos de todo, excepto de la libertad de elegir como respondemos ante los acontecimientos de la vida.

Nosotros creamos gran parte de nuestro sufrimiento, así que es lógico que también tengamos la capacidad para generar más alegría. Sólo depende de las actitudes, de las perspectivas y de las reacciones que apliquemos en cada situación y en nuestras relaciones con los demás.

Y para tratar este tema me he inspirado en el Libro de la ALEGRÍA donde Dalai Lama y el arzobispo Desmond Tutu, dos de los maestros espirituales más grandes de nuestros tiempos, comparten su sabiduría  y experiencia para ayudarnos a cultivar cualidades positivas que nos permitan experimentar más alegría.

A continuación voy a enseñarte los ocho pilares de la alegría  y cómo ponerlos en práctica para poder mantener una actitud positiva enfrente de los problemas, de las desgracias o de los retos constantes de nuestro día a día.

1. PERSPECTIVA

La perspectiva  es nuestra habilidad para replantear cualquier situación de manera más positiva. Cuando consideras el mismo acontecimiento desde un punto de vista más amplio, obtienes una comprensión más clara y reduces la sensación de preocupación y ansiedad disfrutando así de una mayor alegría.

Práctica: Obsérvate a ti mismo y a tu problema desde una perspectiva más amplia. Intenta distanciarte de ti mismo y de tu problema. Observa esta lucha que estás llevando a cabo como si estuvieras viendo una película sobre tu vida. Imagínate ahora cómo percibirás este problema en el futuro, dentro de un año. Si lo ves desde una perspectiva más amplia, se reduce su importancia.

2. HUMILDAD

Debemos evitar a toda costa quedarnos atrapados en nuestros roles sociales que nos alejan de nuestra verdadera identidad. Cuando nos damos cuenta que sólo por haber nacido ya tenemos un valor intrínseco y que nadie es un accidente divino, podemos reconocer que todos somos iguales, un ser humano más entre siete mil millones, que desea por encima de todo ser feliz.

Práctica: Obsérvate como uno de los siete mil millones de personas que pueblan el mundo y considera tu problema como parte del dolor y sufrimiento que tantos seres humanos experimentan. Observa profundamente lo conectados que estamos entre nosotros. Tu conexión con los demás hace que seas mucho más fuerte y capaz de solventar tu problema.

3. SENTIDO DEL HUMOR

Reírse y bromear nos permite experimentar una sensación de despreocupación y relajación, además de ser muy saludable. Reírse de uno mismo ayuda a no ser tan pretencioso y a no tomarse las cosas tan en serio. El humor hace que todo sea más fácil, incluyendo tu habilidad  para aceptar a los demás y todo lo que la vida te traiga.

Práctica: Sonríe y comprueba si eres capaz de reírte de tus problemas, defectos o fragilidades. Intenta encontrar la parte divertida en ella.

4. ACEPTACIÓN

La aceptación nos permite alcanzar la plenitud de la alegría. La aceptación es lo opuesto a la resignación y a la derrota. Cuando aceptas cualquier cosa que te suceda, dejas de luchar contra la corriente del día a día y aprendes a utilizar esto como algo positivo. Además, la aceptación de la realidad es el único lugar desde el que se puede iniciar el cambio. Una vez que aceptamos lo que sucede en el momento presente, podremos sentir curiosidad por lo que nos ocurrirá después.

Práctica: Acepta que tienes problemas y que como ser humano posees limitaciones. Acepta que lo sucedido ya pertenece al pasado y que no puedes cambiarlo. Ahora recuerda: para poder contribuir a esta situación de la manera más positiva posible, debo aceptar la realidad de su existencia.

5. PERDÓN

El perdón es el arma más poderosa que existe para curarte y liberarte de las heridas del pasado. Hasta que no podamos perdonar a la persona que nos ha hecho daño, esa persona tendrá la llave de nuestra felicidad. La respuesta natural cuando alguien te golpea es querer devolver el golpe pero al final descubres que si recurrimos al ojo por ojo nos quedaremos ciegos. Poseemos el instituto de la venganza pero también la del perdón. El perdón es un signo de fortaleza. Perdonar te libera, te ennoblece y te fortalece.

Práctica: Coloca la mano sobre el corazón y concédete el perdón por el papel que has desempeñado en ese problema o situación. Luego perdona a las personas involucradas por el papel que hayan jugado y por sus limitaciones humanas.

6. AGRADECIMINETO

No es la felicidad que nos hace ser agradecidos. Es el agradecimiento lo que nos hace ser felices. Cada momento es un regalo. Levántate cada mañana y agradece la suerte de estar vivo. Dar las gracias es una respuesta natural a la vida y puede que el único modo de saborearla. La alegría es la respuesta agradecida a la oportunidad que la vida te ofrece  en este momento. Nos da la oportunidad de cambiar nuestra perspectiva y nos aleja de esa tendencia de centrarnos únicamente en los defectos y carencias.

Práctica: Piensa en tres personas o cosas por las que te sientas agradecido en estos momentos. 

7. COMPASIÓN

Compasión significa literalmente “sufrir con”. La compasión y el interés por los demás es una fuente de felicidad. Buda dijo “¿Qué es aquello que, cuando lo posees, tienes todas las demás  virtudes? Es la compasión”. Cuanto más tiempo pasas pensando en ti mismo, más sufrimiento experimentarás. Cuando pensamos en aliviar el sufrimiento de otras persona, el nuestro se atenúa. Así que procurar alegría a los demás es la manera más rápida de experimentarla nosotros mismos.

Práctica: Coloca las manos sobre el corazón y ten compasión de ti mismo y de los problemas a los que te estás enfrentando. No tienes que ser perfecto. Siente como el brillo de la luz de la bondad que irradia de tu corazón inunda tu cuerpo. Envía ahora esta compasión a tus seres queridos, a aquellos con los que tengas un problema y a todos los que necesitan amor y compasión.

8. GENEROSIDAD

La generosidad es la mejor manera de ser cada vez más alegres. La generosidad es un aspecto fundamental de nuestra interdependencia y de la necesidad que tenemos unos de los otros. Para ser felices de verdad es sumamente importante poder ayudar y ser generosos con los demás. Porque cuando tenemos un espíritu generoso, a la gente le resulta fácil y divertido estar con nosotros. Irradiamos felicidad y nuestra compañía puede producir alegría en los demás.

Práctica: Siente la profunda generosidad que existe en tu corazón. Imagínate irradiando esta generosidad de espíritu a todos cuanto te rodean.

Te animo a que practiques estos pilares a diario para que descubras un estado de paz, coraje y alegría en tu vida a pesar de las circunstancias. Y si quieres tener un acompañamiento personalizado en esta práctica, te invito a que te apuntes a mi PROGRAMA COACHING STRONGSOUL en el que vamos a trabajar mano a mano para ayudarte a transformar tus problemas en desafíos, tus fracasos en aprendizajes y tus logros en sueños cumplidos.

Un fuerte abrazo,

Agnès

Comentarios 2

  1. Hola Agnès,

    unos pilares que bien merecen ser recordados.

    Son actitudes, en apariencia sencillas, pero muy efectivas.

    Me ha venido a la mente al leer “agradecimiento” una anécdota que me contó hace poco un taxista. Está afiliado a una aplicación de móvil desde donde el cliente selecciona el destino y efectúa el pago. Pues bien, me decía el taxista que hay muchos usuarios que entran en el taxi, no le saludan, no le dicen el destino (ya lo han escrito en la app) y se bajan del coche sin haber dicho una palabra.

    ¡Cómo van a ser felices sino dicen buenos días y gracias!

    Gracias por este artículo. Te recomiendo también del Dalai Lama “El arte de la felicidad”, un libro para leer varias veces a lo largo de la vida.

    Un saludo.

  2. Entrada
    Author

    Hola Sefora, muchas gracias por estar aquí y compartir esta anécdota y el libro. Entre todos, vamos elevando la conciencia para crear un mundo mejor! Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *