6

La práctica del dar y recibir

LA PRÁCTICA DEL DAR Y RECIBIR

 

Somos adictos al placer y rechazamos el sufrimiento. Todo lo que hacemos en nuestras vidas está determinado por esta programación en la que evitamos lo que creemos que nos produce dolor (miedos) y  nos apegamos a lo que creemos que nos da placer (deseos).

Pero para ser felices no siempre hemos de buscar el placer. En muchas ocasiones, es justamente atravesando el dolor y manteniéndonos presentes con nuestro sufrimiento y emociones angustiosas como conseguimos el equilibrio y el bienestar en nuestras vidas.

Para ello, te invito a que pruebes una meditación budista tibetana llamada Tonglen que te va a  ayudar a  trabajar con cualquier emoción negativa que estés pasando en este momento para liberarte de ella y transformarla en compasión y sabiduría.

Aquí están los pasos que te van a permitir reconocer, sentir y sanar tus miedos y dolor.

PASO 1: RECONOCE TUS EMOCIONES

Identifica qué emociones desagradables sientes en estos momentos en tu vida.

¿Vulnerabilidad, miedo, frustración, tristeza, enfado, rabia, culpa, impotencia?

No huyas de ello y siéntelo. Mantente presente en esa emoción.

PASO 2: RESPIRA TUS EMOCIONES

Inspira esta emoción desagradable y sientela como algo oscuro, sólido, pesado y caliente.

Y al espirar, siente cómo la energía que sale es blanca, ligera y fresca.

Cuando algo es doloroso o indeseable, lo inspiramos. No nos resistimos a ello. En lugar de defenderte y esconderte de él, abre tu corazón y permítete sentirlo.

Siente como inspiras el dolor y al espirar una energía luminosa te purifica y te renueva.

Continúa respirando tu emoción. Repite este ciclo con respiraciones lentas y profundas hasta que te sientas más aliviado.

PASO 3: SANA TUS EMOCIONES

Con tu respiración estás creando un circuito de sanación. Concede a tu respiración todo su poder sanador. Confía en que a través de ella, es posible transformar el dolor en paz.

La meditación Tonglen es un método para conectarnos no sólo con nuestro propio sufrimiento sino también con el de los demás.

Mientras inspiras tu dolor, date cuenta de que no solamente puedes conectar con tu dolor personal, sino que también puedes conectar con el dolor de otros seres humanos.

Para ello, ahora puedes repetir la práctica e inspirar el dolor de todas las personas que en este mismo momento lo están experimentando. Y de la misma manera al espirar siente como envías a todas estas personas rayos de luz  portadores de tu amor y compasión.

Esta práctica resulta inmensamente liberadora y es enormemente útil para conseguir obsesionarnos menos con nuestros pequeños problemas y miserias. Gracias a ella, ponemos en perspectiva nuestro sufrimiento y disolvemos nuestro egoísmo habitual a través del desarrollo de la compasión.

 

¡Espero de corazón que te sea útil!

Te veo en los comentarios del blog 😉

Comentarios 6

  1. Exercici molt senzill que pots fer en qualsevol lloc i situació! Amb uns quants minuts de pràctica m’he sentit més relaxada. I sobretot més en pau amb mi mateixa!

  2. Entrada
    Author
  3. Buenos días, no soy muy constante con los ejercicios, pero es verdad que cuando me centro y practico, me encuentro mejor, más feliz, más relajada y todo ello me aporta más confianza en mi misma. Un abrazo Agnès.

  4. Entrada
    Author

    Hola Carme, muchas gracias por tu comentario! Es normal… esto nos pasa a todos! La mente siempre encuentra mil excusas para no hacer nuestro trabajo interno (no tengo tiempo, es muy aburrido, no me sirve de nada, si hoy no lo hago no pasa nada, etc.). Pero cuanto más te comprometas con tu práctica, más momentos de felicidad, paz mental y confianza experimentarás. Espero que formar parte de esta comunidad te ayude a mantenerte más constante en este camino de transformación interior. Adelante, lo estás haciendo muy bien! Un fuerte abrazo.

  5. Hola,esta meditacion es muy liberadora pero me cuesta bastante realizarla ,siento muchas tensiones o emociones que no puedo identificar y siento a la vez que existenten tambien mucho rechazo interior para poder aceptar que todas ellas son mias,aceptar es muy dificil porque no acepto aquello que siento y veo mentalmente ,pero es tan liberador a la vez que es una gran herramienta para mi bienestar .
    gracias por compartir.

  6. Entrada
    Author

    Hola Angeles, muchas gracias a ti por estar aquí y compartir tu experiencia. Me alegro mucho que esta meditación te sea tan beneficiosa! Permítete sentir cualquier emoción desde una actitud de curiosidad y no juicio. Inspira la emoción y al exhalar suéltala. Cualquier sensación corporal que sientas no la rechaces, simplemente experiméntala. Estás haciendo un magnífico trabajo, felicidades! Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *