1

Cómo elevar el ánimo

cómo elevar el ánimo

He descubierto que cada vez que me siento estancada o bloqueada, hacer algún tipo de inversión me ayuda a ver las cosas desde un nuevo punto de vista. Con tan sólo unos instantes puedo sentir como toda mi energía parece estar literalmente vuelta al revés y empiezo a sentirme más viva. 

Hacer posturas invertidas nos ayuda a cambiar nuestro estado de ánimo y revitalizar nuestra energía. Las dos asanas invertidas que que te recomiendo son la vela y el arado. Ambas inversiones son bastante fáciles de hacer y las puedes practicar cada vez que necesites mover tu energía para ver las cosas desde una nueva perspectiva.

Postura de la vela
  • Tumbado bocarriba, coloca las manos en las caderas, justo debajo de la cintura.
  • Eleva las caderas y las piernas una posición vertical, pon la columna y las piernas perpendiculares al suelo.

Variaciones:

  • Asegúrate de que los codos no estén muy separados.
  • Asegúrate de que tu peso esté soportado por los hombros, no por el cuello.

 

Postura del arado
  • Comienza desde la postura de vela.
  • Lleva las piernas hacia atrás y toca el suelo con la punta de los dedos de los pies por detrás de la cabeza.
  • Idealmente, la columna está recta, perpendicular al suelo.
  • Entrelaza los dedos de las manos con los brazos en el suelo apuntando hacia el lado opuesto del cuerpo.

Variaciones:

  • Dirige las manos hacia los dedos de los pies.
  • Apoya los costados de tu cuerpo con los brazos.
  • Deja que las rodillas bajen hacia las orejas.
  • Separa las piernas.

Practica una inversión durante un minuto o más y recibirás grandes beneficios. Esta práctica simple puede darte la vuelta a tu mal humor, estrés, cansancio o preocupaciones y recargarte  de energía.

Por otro lado, uno de los principales beneficios de realizar posturas invertidas es que mejora nuestra salud cardiaca. Activa el corazón, mejora la circulación y el celebro recibe una mayor oxigenación, lo que contribuye a una mejor concentración y memoria.

Las inversiones también mejoran la digestión y muchos yoguis sugieren hacer inversiones para superar el estreñimiento.

Otro beneficio para la salud  es que promueven el drenaje linfático y la purificación de la sangre. El sistema linfático limpia las toxinas de los tejidos e impulsa tu sistema inmunológico. La razón por la que te sientes tan rejuvenecido después de una inversión es porque la postura es desintoxificante.

Lo más importante, las inversiones elevarán tu ánimo y te permitirán ver las cosas desde otro ángulo más amplio creando cierta liberación mental. Así que recuerda que una inversión al día mantiene la tensión a raya.

Espero que te sea muy útil!

Un fuerte abrazo,

Agnès

Comentarios 1

  1. Yo suelo practicar asanas en mis descansos mientras preparo las clases en casa, o trabajo en mi blog, y sientan genial, tanto a nivel mental como para mis problemas de espalda!. Totalmente de acuerdo contigo, gracias por recordármelo!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *